Pendientes, pendientes grandes, o pendientes muy grandes, solo hay que ojear alguna revista o tienda on-line para caer en la cuenta que es la tendencia de este otoño en lo que a complementos se refiere. Y claro esto de los pendientes grandes es algo que no todas sabemos llevar, me incluyo, y es que

yo vivo muy feliz con mis pendientes pequeños discretos que no me tengo que sacarme ni para dormir y que quedan bien con todo lo que te pongas, aunque este verano me habéis visto mucho con aros de tamaño medio que también me resultan muy cómodos.

Leyendo esto alguna de mis amigas me recordará en una cena de instituto, no soy capaz de poner fecha, con unos aros plateados tamaño XL, pero XL de verdad, de los que si viene un pájaro volando viene a posarse allí cual columpio de su jaula. porque tenía que llevar el cuello tan estirado para que no se me apoyaran en los hombros que seguro que acabé la noche con algún tirón cervical. En fin los maravillosos 80 y la bendita adolescencia es lo que tienen, menos mal que entonces no había móviles con cámaras, ni redes sociales para dejar constancia del “estilazo”.

Pesadillas a parte, y pensando que de las segundas oportunidades a veces también salen cosas buenas, he buscado algunos de los que si me pondría esta temporada. De mi joyero voy a recuperar los de la foto del inicio, son de Pilgrim, son de un tamaño moderado, y al ser de cristales dan mucha luz al rostro.

Y ojeando por Internet he encontrado estos, a ver que os parecen:

UTERQÜE: Los tres considero que son muy elegantes y fáciles de llevar.

ZARA: Un poco más exagerados, pero está claro que si quieres llevar un pendiente a la última tiene que ser de flecos.

Y como siempre me gusta descubrir mundo más allá de Inditex, aquí hay dos opciones muy interesantes.

D’LA RIVA: en su tienda on line tienen bisutería muy chula, casi para mi gusto un poco más de ceremonia, aunque estos de la foto de la izquierda me los ponía yo con un jersey de cuello alto crudo y me parecen ideales para cualquier ocasión.

MUC MUC JEWELS: Tienen una web con unas fotos preciosas en la que hay maravillas como estas, vamos que si alguien me quiere dar una sorpresa los de la abeja me rechiflan 😉


Dicho esto, vuelvo a opinar que no es una tendencia cómoda para el frío, y más este año que vienen también los cuellos altos y las bufandas acolchadas de gran tamaño. Pero seguro que si os lanzáis a llevar pendientes muy grandes estáis guapísimas y super femeninas, y que el pelo corto no sea excusa ehhh.

Ahhh se me olvidaba, el libro de la foto de portada, si tenéis oportunidad leerlo, fué mi lectura de vacaciones y me encantó.

¡Hasta pronto!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone